Conus geographus – Caracol cónico

El caracol cónico, nombre científico de Conus Geographus, es un molusco gasterópodo de la familia Conidae. Popularmente llamado el cono de la geografía o el cono geógrafo.

Todos los caracoles marinos que pertenecen a esta familia matan a sus presas con veneno. Sin embargo, solo aquellos que pertenecen a esta especie tienen un veneno que es lo suficientemente poderoso como para ser peligroso para los humanos.

Caracol cónico / Conus Geographus
Caracol cónico / Conus Geographus

Aunque el » envenenamiento de Conus Geographus es potencialmente mortal, es extremadamente raro conseguir puntos de este caracol marino. En trescientos años, solo se han registrado 30 muertes que pueden atribuirse a este molusco.

Sin embargo, estos caracoles de mar representan un peligro sobre todo por su apariencia inocua y por la belleza de sus conchas que pueden empujar a las personas a recogerlos del fondo marino. Son muy buscados por los coleccionistas de conchas.

Apariencia del caracol cónico

Los caracoles marinos asesinos tienen una cáscara alargada, ancha y de forma cónica, hinchada en el centro.

Su longitud media varía entre 10 y 15 cm. La cáscara de esta especie suele ser más delgada que la de otros moluscos del mismo tamaño.

El color de fondo de su concha varía de rosa a púrpura, de blanco a rojizo. Estos caracoles marinos siempre tienen el moteado parduzco, que a veces forman un hermoso reticulado de oro.

La mitad del cuerpo del molusco es claramente visible desde el exterior porque sale de la cáscara y es bastante grande.

El caracol Conus geographus tiene un tronco largo y extensible en todas direcciones. Con este baúl, literalmente, tira sus dientes huecos con veneno, la víctima. El diente de la rádula tiene una longitud de hasta un centímetro y es muy afilado: se asemeja a una aguja hipodérmica desechable con una punta curva.

 Conus Geographus / Caracol cónico
Conus Geographus / Caracol cónico

Comportamiento del caracol marino asesino

Obviamente, los caracoles cónicos no son agresivos y nunca atacarían al hombre, una presa demasiado grande para su tamaño. El riesgo aumenta cuando se perturba el Conus geographus, por ejemplo, tocándolos o tomándolos en la mano. Cuando se sienten amenazados, estos moluscos estiran su probóscide y atacan a la víctima con su diente en forma de arpón, inyectando su terrible veneno a la víctima.

Los caracoles de mar asesinos son nocturnos, prefieren estar activos durante la noche.

Hábitat

El Conus geographus vive en la arena pero también en los arrecifes de coral, escondido entre los corales. Es posible encontrar estos moluscos tanto en las aguas poco profundas de la costa como a una profundidad de 500 metros. Cuando esté cerca de la orilla durante la marea baja, puede suceder en casos excepcionales para ver los caracoles cónicos asesinos.

El veneno del caracol cónico

El veneno del Conus geographus es muy poderoso, con un LD50 de 0.012-0.03 mg/kg. Para comprender la toxicidad de este veneno, piense que es más poderoso que el Taipan del interior.

Está compuesto de muchos tipos de toxinas diferentes que tienen efectos neurotóxicos, es decir, actúan sobre el sistema nervioso. Entre los componentes de este veneno, se han aislado proteínas que actúan sobre los receptores del dolor humano con una potencia igual a 10.000 veces la de la morfina, pero sin crear efectos secundarios ni dependencia. Por el momento hay estudios sobre este veneno que presenta un gran potencial terapéutico en el tratamiento del dolor.

Síntomas

El veneno del caracol marino asesino causa síntomas muy similares a la mordedura de serpientes pertenecientes a la familia Elapidae.

La punción es extremadamente dolorosa y causa enrojecimiento inmediato de la piel e hinchazón extensa.

Los siguientes síntomas son náuseas, mareos, vómitos, entumecimiento, problemas de visión y parálisis. La muerte suele ocurrir por paro respiratorio y / o cardíaco.

Conus Geographus / Caracol de mar asesino
Conus Geographus / Caracol de mar asesino

Tratamiento de primeros auxilios y antídoto

Si resulta herido por un caracol cono de geografía, pida ayuda lo antes posible para que lo trasladen al hospital. Para aliviar el dolor, si es posible, es recomendable remojar la parte afectada en agua tibia. Posteriormente es bueno practicar un vendaje de presión que no bloquee la circulación sanguínea. A la espera de ayuda médica puede ser útil practicar la respiración artificial.

Desafortunadamente, no existe un antídoto contra el veneno del Conus geographus.

Una vez en el hospital, se administra un inhibidor de la acetilcolinesterasa para bloquear la parálisis y se intuba para la ventilación artificial.

Básicamente, los médicos se limitan a estabilizar al paciente tratando de mantenerlo con vida hasta que desaparezcan los síntomas. A veces puede llevar semanas.

Alimentación

El caracol cónico se alimenta principalmente de gusanos marinos y otros moluscos, incluso de caracoles de su propia familia. Sin embargo, en algunos casos, el Conus geographus come pescado con una técnica de caza realmente sorprendente.

Este molusco rocía insulina en el agua circundante para aturdir a los peces. En la práctica, cuando el pez absorbe la insulina a través de las branquias, entra en coma debido a la hipoglucemia. La relativa inmovilidad que se deriva de ella hace que sea una presa fácil para el Conus geographus.

El caracol, de hecho, lo arpone con su tronco, lo envuelve con la rádula para arrastrarlo hacia la boca, lo envenena y lo come.

Reproducción Conus geographus

La observación del comportamiento reproductivo de estos moluscos siempre se ha hecho en acuarios y no en la naturaleza. Por esta razón, la información que tenemos sobre ella no está completamente completa.

Los investigadores plantean la hipótesis de que los especímenes masculinos realizan cortejos rituales y luchan para defender la territorialidad.

Durante el apareamiento, el macho se sube a la hembra y mantiene la posición durante 15 minutos.

Dos o tres días después, la hembra pone varios huevos en una superficie dura.

Todavía no podemos saber si el apareamiento ocurre varias veces durante su vida o solo una vez.

Propagación del caracol cónico asesino

 Distribución Conus geographus - Caracol de mar asesino
Distribución Conus geographus – Caracol de mar asesino

Los caracoles cónicos viven en el Mar Rojo, el Océano Índico, frente a las islas Chagos en mares de Madagascar, Mauricio, Mozambique y Tanzania. También se encuentran en el área del Indo-Pacífico (excepto en Hawai) y en Australia.

Caracol cónico – Conus geographus