Dendrobate pigmeo – Oophaga pumilio

Dendrobate pigmeo, nombre científico Oophaga pumilio, es una rana venenosa perteneciente a la familia Dendrobatidae. Es un anfibio pequeño con un tamaño promedio de 1,7 cm a 2,4 cm.

Dendrobate pigmeo - Oophaga pumilio
Dendrobate pigmeo – Oophaga pumilio

Aunque su color variará de una según la variedad, por lo general son de color rojo brillante con patas azules. También se la conoce como la rana fresa debido a su color rojo brillante. Otros colores que se encuentran en esta especie son el amarillo, azul, blanco, verde, negro y naranja. La piel está muy húmeda y con buena luz tiene un efecto muy brillante.

Los especímenes machos de Dendrobate pigmeos parecen ser muy territoriales. El área de una muestra de control se calculó en 2,5 metros cuadrados. Los machos también tienen un saco vocal debajo de la garganta, que utilizan para emitir sonidos cuando defienden su territorio.

Aunque hay poca evidencia de su longevidad, se estima que Oophaga pumilio puede vivir hasta 4 años.

Esta especie se exporta con fines comerciales desde el país en el que vive. De hecho, a muchos coleccionistas de todo el mundo les gusta tener diferentes especímenes en diferentes colores.

Las principales amenazas para esta rana dardo venenosa se deben a la pérdida de su hábitat natural y al comercio de recolectores.

Ver también: rana de lomo rojo

Hábitat

El Dendrobate pigmeo es un animal terrestre diurno que vive en la espesura de los bosques tropicales. Estas ranas dardo venenosas también se han adaptado para vivir en plantaciones de banano y cacao. Sin embargo, debido a sus patas muy flexibles y fuertes, suele trepar a los árboles.

dieta

Oophaga pumilio se alimenta de pequeños artrópodos, especialmente hormigas. Este anfibio produce veneno a través de su dieta. Se cree que el desarrollo de este veneno se debe en gran parte a los ácaros oribatida y las hormigas de los que dependen los Dendrobate pigmeo para sobrevivir.

Oophaga pumilio - Dendrobate pigmeo
Oophaga pumilio – Dendrobate pigmeo

Veneno de clavel pigmeo

El veneno se encuentra en la piel de los animales. Se compone de toxinas alcaloides, siendo la principal la pumiliotoxina 251 que tiene un efecto negativo sobre la función cardíaca. Esta toxina también es un disruptor de los canales de iones de sodio y potasio en las células.

Si bien esta rana no es la más venenosa de su tipo, sigue siendo muy venenosa con alto grado de toxicidad. Cualquiera que ingiera este compuesto experimenta convulsiones, parálisis y muerte.

La venenosidad de su piel está indicada por su intenso color. Todos los depredadores han aprendido a asociar los colores brillantes con la toxicidad del animal. Por este motivo, los ejemplares Dendrobate pigmeo apenas son molestados por otros animales.

Variedad

Existen varias especies de esta rana, siendo las más famosas Blue Jeans, Blastimentos, Gruta y San Cristóbal.

Oophaga pumilio - Blue Jean
Oophaga pumilio – Blue Jean
Oophaga pumilio - La Gruta
Oophaga pumilio – La Gruta

Reproducción

La reproducción tiene lugar durante la temporada de lluvias. Los machos intentan atraer a las hembras desde la parte superior de su territorio haciendo sonidos de llamada. Se cree que cuanto mayor sea el territorio del macho, mayores serán las posibilidades de conquistar a la hembra.

Después del apareamiento, la hembra pone de 3 a 5 huevos fertilizados, que se colocan en el área húmeda entre las hojas. Durante esta etapa, el macho se ocupa de los huevos. Él es responsable de mantener la humedad adecuada para los huevos. Estos eclosionan después de unos 10-14 días.

En este punto, la hembra lleva los renacuajos a un pozo de agua. Aquí, después de 43 a 52 días aproximadamente, completarán su metamorfosis. Las hembras y los machos alcanzan la madurez sexual a los 10 meses.

La propagación de la Dendrobate pigmeo

Difusión Oophaga pumilio – Dendrobate pigmeo

El dendrobate pigmeo vive en Nicaragua en altitudes que van desde los 0 hasta los 940 metros sobre el nivel del mar. También se encuentra en Panamá y Costa Rica.

Dendrobate pigmeo – Oophaga pumilio

Deja un comentario